Jesús Marcos - La estampa a mano, creando una placa-relieve en madera

Jesús Marcos se expresa en pintura, escultura y estampa. Sus destacadas obras en éste ultimo territorio son personales xilografías, grabado hecho con una placa de madera. Si lo habitual es que el autor cree formas en la placa o taco de madera, en el caso de Marcos el trabajo se desarrolla como una proeza de cortes, tallas y collage dando como resultado el medio para su estampa a la par que bellos relieves. Recién a partir de ahí el artista hará sus propias impresiones de sus originales numerados –cada impresión requiere un proceso: preparación del papel, entintados, detallado, ajustes, fieltros, prensa, limpieza de la placa…, reiniciar.
La estampa, apellido para todas las hermanas técnicas de grabado, permite al artista expandir su contacto con el público, haciendo un pequeño conjunto de originales numerados a partir de una sóla de sus imágenes. El proceso es trabajoso, lento y dedicado, por lo que el autor siempre prefiere hacer tirajes cortos para dedicarse a la creación de la siguiente nueva imágen, como es propio del espíritu de un artista. Hay quienes dan a imprimir las obras por no saber el proceso; quien conoce profundamente la estampa, la valora y atiende personalmente. Jesús estudió estampa en México con maestros notables y ha hecho culto de ella, como lo demuestran estas cuatro obras que integran la presente carpeta.
Un juego de planos y texturas que en nada pueden alimentar, la idea de una imágen mecanizada. Cada impresión es una, dedicada, expresiva, prolífica en sus motivaciones al espectador. Los blancos y negros argentino-intelectuales y los verdes latinoamericanos ceden en parte su espacio a algún café y rojo, que se filtran por las recientes exposiciones en la Península. La elegancia europea siempre está presente en su obra, más aún en las piezas concebidas especialmente para La Haya, una ciudad real.