LAS PINTURAS DE JESUS MARCOS

Jesús Marcos es un pintor admirable, más de una vez lo hemos manifestado así y hay que reiterarlo ahora con motivo de su nueva muestra. Esta es una de las mas cumplidamente felices para caracterizar el siglo que termina, porque a través de figuras circenses este artista logra metáforas de enorme impacto, que más allá de él permiten un múltiple desarrollo metafórico. Dueño de una técnica perfecta, Marcos moldea los cuerpos a su antojo – tal como lo está haciendo con los nuestros la Historia – y en el humano rompecabezas estético, se presiente la angustia, solo que atemperada por la belleza de los soportes de exquisito cromatismo. Engañosas como pocas las pinturas de Jesús Marcos encierran en sus argumentos visibles tantas verdades como las que deseamos encontrar, tanto en el arte como en la vida.