JESUS MARCOS

¨(...) La obra de Marcos, se mueve al borde de la tragedia, pero al igual que Godard en cine, mediante una cabriola plena de ironía hace surgir la sonrisa, vital síntesis de los opuestos(...)¨