DE VARIAS EXPOSICIONES ACTUALES

En el vestíbulo de la casa de la Paz, semillero de actividades culturales y artísticas del OPIC, se suceden las exposiciones. Ahora cuelga allí sus cuadros un visitante argentino, oriundo de España: Jesús Marcos, que es además, joven (nació en 1938). El arrojo y el vigor expresionista con que aborda temas relacionados con la vida de una gran urbe (¿Buenos Aires?) intrigan, pues como apunta Enrique F. Gual en el prologo del catalogo, parecen ser obra de un hombre de más edad, Acaso el impacto americano (de nuestra América claro) es responsable de su reacción dramática. Eso lo dramático, impera en una producción de gran riqueza. Y hay otra cosa , la fusión acertada de lo antropomórfico y planos abstractos de gran colorido. La acción parece primar en èl sobre otros valores. Los signos reales, los objetos que incorpora a las imágenes, casi de un neo futurismo a lo Boccioni o Severini, se ven inspirados en un pop-art, suy generis. La paleta que usa es vibrante, muy luminosa.
Su interpretación del hombre, aherrojado por trabas mecánicas creadas por el mismo, obedece a un seguro impulso en perfecta correspondencia con la largueza de la técnica empleada.